Tengo a mi Sherpa para lograr mi éxito…

“Yo escalé el Everest para que tú no tuvieras que hacerlo”

Tenzing Norgay[1]

Tengo a mi Sherpa para lograr mi éxito…

Tengo a mi Sherpa para lograr mi éxito…

Los que practican deportes de aventura se han incrementado fuertemente, y ellos (¿por qué yo no?) buscan metas cada vez más retadoras, metas que generen mucha adrenalina; ¿será qué tenemos un espíritu de aventura, inconformidad, o simplemente dejar nuestro estado de confort? El escalar montañas es uno de los deportes de aventura más atractivos, pero peligrosos, se señala que de cada 6 ascensos para intentar llegar a la cima del Monte Everest, una persona muere.

Cada escalador debe desarrollar ciertas cualidades físicas y habilidades motoras, debiendo tener una gran resistencia, gran preparación psicológica y tener un gran equipo de apoyo, pues solo no lo puede hacer, al final estará “solo” en la fotografía por lograr su hazaña.

Los montañistas del Everest tienen un compañero de ascenso, un Sherpa, son “…profesionales que ayudan a otros a llegar a la cumbre…”[2], estos hombres proceden de la región china de Sichuan, su trabajo es cargar el equipo de sobrevivencia (las tiendas de campaña, botellas de oxígeno, alimentos, entre otras cosas), pero lo más importante de su aporte es que abren el camino y en ese trajinar van colocando cuerdas que serán utilizadas por nuevos alpinistas. Ellos tienen una “…adaptación a la altura, [una gran]…experiencia [un]…conocimiento de las condiciones del terreno y la climatología [son] sus principales virtudes.”[3]  Solo un paréntesis, Tenzing Norgay, llego por primera vez a la cumbre del Everest en 1953, acompañando a Edmund Hillary[4], pero es ignorado, salvo por los alpinistas, calladamente logro una hazaña, honores a este nepalés.[5]

Cada uno de nosotros tenemos a lo largo de nuestra vida muchas montañas que subir; todo lo que se requiere para subir nuestras montañas son:

  • Una visión clara de que montaña debo subir ahora: METAS.
  • Debo contar con equipos de sobrevivencia: CONOCIMIENTOS, HABILIDADES, EXPERIENCIAS, ESTUDIOS, TALENTOS.
  • Desarrollar gran resistencia: ESTABILIDAD EMOCIONAL, SOCIAL y ESPIRITUAL
  • Un equipo de soporte: La FAMILIA, REDES DE APOYO.
  • Botellas de oxígeno: MOTIVACIÓN
  • Sobre todo tener un Sherpa que me ayude a llegar a mi cumbre: MENTOR y si tengo recursos económicos mi COACH.

Se dice que los grandes escaladores jamás suben solos a las grandes montañas, se hacen acompañar de los mejores Sherpas, es decir varios Sherpas. Entonces debo identificar a mi Sherpa (léase ahora MENTOR) que me ayude a llegar a las cima de mis montañas (METAS) y debo buscar a alguien que:

  • Ya logró las metas que yo aspiro,
  • Que me inspire,
  • Que sea ecológico (comprometido en apoyar a otros),
  • Que sabe empoderar,
  • Que dispone de tiempo, y
  • Tiene firmes valores.

Mira a tu alrededor, si hay muchos Sherpas dispuestos a apoyarnos, solo basta un poco de conversación y una idea clara de qué montañas quiero subir.


[1] Guía sherpa nepalí, que junto a Edmund Hillary, consiguió por primera vez alcanzar la cima del Everest el 29 de mayo de 1953 y regresar vivo de ella.

[2] Andrés Pérez Ortega http://www.marcapropia.net/que-es/sherpa

[3] http://www.elconfidencial.com/deportes/otros-deportes/2014-04-21/sherpas-los-grandes-olvidados-de-la-montana_118798/

[4] Montañista, piloto y explorador neozelandés, fue el primero en llegar a la cima del Everest y regresar con vida en de mayo de 1953.

[5] Un libro interesante sobre este nepalés: “Más cerca de mi padre: el viaje de un sherpa a la cima del Everest”, escrito por Jamling Tenzing y editado por National Geographic.

Leave a Reply